¿Por qué Charles Spurgeon es considerado como el príncipe de los predicadores?

Sin duda alguna Charles Haddon Spurgeon ha sido uno de los predicadores que más han enriquecido nuestra teología y a pesar de que han pasado más de cien años del día de su muerte, al día de hoy podemos seguir disfrutando sus sermones, sus libros y todo el material que ha dejado para esta generación. Spurgeon es considerado como el mayor predicador que ha existido desde el apóstol Pablo y esto no solo son palabras, son hechos. Todo el legado que nos ha dejado no los puede confirmar hoy. De este hombre de Dios he aprendido muchísimas cosas, he leído muchísimos sermones, incluyendo sus libros, y no ha sido una perdida de tiempo, sino que se ha convertido en una persona que admiro mucho.

Volvemos a la pregunta de nuestro titulo: ¿Por qué Spurgeon es considerado el príncipe de los predicadores? Spurgeon murió de una edad bastante joven, murió aproximadamente de unos 58 años de edad y comenzó el ministerio, antes de tener 20 años de edad ya había predicado unas 600 veces, ¿impresionante no? Y estos son datos que realmente me llenan de una gran inspiración, yo pregunto el día de hoy: ¿Qué hacemos con nuestro tiempo mientras estamos jóvenes? ¿luchamos por expandir el evangelio de Jesucristo? Al parecer, Spurgeon amaba predicar el evangelio y tuvo bien claro la responsabilidad que cargaba en sus hombros. Cuan bueno sería que Dios de a nuestra generación por lo menos 100 hombres más como Spurgeon.

Este hombre de Dios no se quedó en una pequeña ciudad, llevó el evangelio desde el campo a la misma presidencia:

Spurgeon llevo a sus servicios al Primer ministro WE Gladstone, los miembros de la familia real, miembros del Parlamento, así como el autor John Ruskin, Florence Nightingale, y el general James Garfield, más tarde presidente de los Estados Unidos.

Mostró con números su gran llamado al pastoreado, clavando en miles de corazones domingo tras domingo la poderosa palabra de Dios:  “Cuando Spurgeon llegó a The New Park Street Church, en 1854, la congregación tenía 232 miembros. Al final de su pastorado, 38 años después, ese número había aumentado a 5.311. (En total, 14.460 personas fueron añadidas a la iglesia durante la dirección de Spurgeon.) La iglesia fue la mayor congregación independiente en el mundo”.

No fue un maestro despreocupado, entendía que debía conocer a Dios: “Spurgeon típicamente leía 6 libros por semana, y podía recordar lo que había leído, y más tarde incluso años después”.

Nos demostró que el evangelio tenía tanto poder como para que un hombre con pocas palabras entienda el poderoso mensaje: “Probando la acústica en el vasto Agricultural Hall, Spurgeon gritó: “¡He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” Un trabajador en lo alto de las vigas del edificio escuchó esto y se convirtió a Cristo como resultado”.

¿Cuantas cosas más puedo escribir para que entendamos el por qué se le da el titulo de “principe de los predicadores”? Creo que estas son suficiente. Pero algo muy importante que debemos entender es que todos estos logros fueron para la gloria y honra de nuestro amado Señor Jesucristo y no para gloria de Spurgeon, y él pudo entender eso durante todo su ministerio y nosotros por igual también debemos comprenderlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *