X – Men Apocalipsis “Magneto y su justificación con el mal”

Este año (2016) fue lanzada la película de la saga de los X- men con el título “X-Men apocalipsis. ¿Por qué hablar sobre esta película? Para quienes ya vieron Apocalipsis se dieron cuenta que está un poco relacionada con la Biblia, algunas escenas son un poco dudosas (más adelante estaré hablando de ello) pero otras son bastantes claras.

En esta nueva película el personaje de ficción “magneto” aparente ser un hombre arrepentido de las cosas malas que había hecho anteriormente, tales como matar y destruir ciudades, más ahora vemos a magneto como un hombre de familia, trabajador y buen padre. Más en el minuto número 35 pasa que unos policías  fueron a apresar a magneto y el se entrega sin ningún problema, dado que tenían a su hija agarrada. Luego que el se entrega su hija se enfada y se dan unos acontecimientos extraños y un policía sin querer asesina la esposa e hija de Magneto. Obviamente este acontecimiento crea una gran ira en el personaje y asesina a todos los policías y mirando hacia el cielo con lágrimas dice:

“¿Esto es lo que quieres de mi? ¿Esto es lo que soy?

Luego de este acontecimiento Magneto vuelve a actuar igual que como lo hacía antes: matar y destruir ciudades; usando como justificación todo el mal que le han causado desde su niñez. Esto es muy bueno para compararlo con el hombre real, a veces somos enteramente como Magneto, nos vemos a nosotros mismos como seres buenos y cuando nos hacen males hacemos del mal una justificación por las cosas que nos hacen. El mejor ejemplo es nuestro amado Señor Jesucristo, fue odiado, escupido, pisoteado y un sin número de cosas, sin embargo, El nos amó con un amor único.

El hombre quiere siempre estar buscando lo que sea para justificar sus pecados, así mismo como nuestro personaje de ficción Magneto. Desde Adán que fue el primer hombre hasta el último de hoy que tiene conciencia ha justificado su pecado.

Nada puede justificar nuestro pecado y ningún hombre puede justificar su pecado por aquellas cosas que le pasan. No seamos como Magneto, más como dice Pablo a los Gálatas : “No nos cansemos de hacer el bien”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *